IDEAS Y NUEVAS TENDENCIAS
  • 21/06/2013
    Tips para tener un pavo jugoso
  • 1. Descongele el pavo lentamente. Apurar la descongelación de las aves, poniéndolas en agua o en microondas, daña las fibras de los músculos causando que no se retengan bien los jugos y secando la carne. Se recomienda descongelar en la refrigeradora. Para mayor información puede referirse a la tabla de descongelamiento en los empaques Mr.Pavo.

    2. Marine o inyecte el pavo. Puede utilizar salmuera, cerveza con sal, vino blanco con sal. A las marinadas también. Le puede dar sabores con ajo cebolla, hierbas, pimienta, etc. Esto hará que el pavo esté húmedo para comenzar y además sazonado.

    3. Frote mantequilla sobre la piel. Esto recubrirá el pavo al derretirse aportando jugosidad y sabor, que pueden intensificarse con hierbas y condimentos.

    4. Ate las piernas SIN apretar. Si ata las piernas apretadas tomará más tiempo en cocinar el pavo de manera uniforme, poniendo en riesgo que se seque la pechuga mientras termina de cocinar las piernas.

    5. Deje los líquidos de la marinada en la bandeja para hornear. Sobre la bandeja coloque una rejilla para poner el pavo para que no esté en contacto con los líquidos. El objetivo es que el pavo se cocine primero con los vapores de la marinada y no en el líquido.

    6. Cubra el pavo la primera mitad del tiempo de horneado. Lo puede hacer con papel aluminio. Además de evitar que se queme la piel, los jugos se encapsularán, manteniendo los jugos dentro del pavo.

    7. Hornee el pavo con la pechuga hacia abajo. La primera hora de horneado. Al hacer esto los líquidos se distribuirán de manera más uniforme en el pavo.

    8. Deje el pavo reposar por 20 minutos luego del horneado. El calor intenso del horno provoca que los jugos se dirijan al centro del ave, por lo que el tiempo de reposo ayudará a redistribuir los jugos. Puede usar este tiempo de reposo para hacer la salsa con los restos y jugos que queden en la bandeja.

    9.No sobre cocine el pavo. Se busca llegar a una temperatura de 76° C. Puede guiarse cuando el medidor de cocción, que tienen los pavos Mr. Pavo, haya saltado indicando la cocción adecuada. También puede usar un termómetro para cocina, evitando llegar al hueso.