Colaciones saludables para niños

Las colaciones o refrigerios son alimentos que se consumen entre las comidas, favoreciendo al crecimiento y desarrollo en los niños, además disminuye la fatiga permitiendo una recuperación más rápida de las pérdidas calóricas ocasionadas por la intensa actividad física que realizan.

Evidentemente, el desayuno es la comida principal e indispensable del día que favorecerá al rendimiento escolar, más cuando el tiempo ha transcurrido en la mañana es necesaria una colación saludable que cumpla con los requerimientos energéticos. Por lo tanto, una lonchera equilibrada es sinónimo de buena salud, pero no debe reemplazar bajo ninguna circunstancia al desayuno.

Mejora la alimentación de tus hijos a través de colaciones nutritivas

Colaciones saludables para niños
Generalmente, el entorno familiar y escolar es el patrón de las preferencias alimentarias del niño. Es decir, que si en el hogar se acostumbra a comer vegetales y frutas, el niño no tendrá ningún inconveniente en consumirlos en las colaciones, mientras que si no hay reglas en cuanto a los alimentos que se sirven y dentro de la dieta familiar tanto solo se conoce la comida chatarra, entonces se tornará difícil más no imposible, cambiar esos hábitos en la colación.

Cabe tener en consideración que los niños escolares suelen recibir una comida en la institución educativa o disponen de un bar escolar, donde habitualmente pueden comprar golosinas o snacks ricos en grasas, azúcar y sal. Consecuentemente, es importante estimular a los niños a escoger comidas o colaciones que aporten una mezcla de nutrientes que beneficien a su salud, siendo elemental la educación de padres a hijos para inculcar buenos hábitos alimentarios.

Es importante aprender a combinar los alimentos para que la colación no se exceda de las calorías que debe aportar y ayude a renovar las energías, de ahí que el refrigerio de la media mañana debe mantener un balance para no llegar al almuerzo con hambre excesiva o evitarlo.

Conoce los beneficios de los alimentos que te permitirán elaborar una rica lonchera

Lo mejor es que los niños lleven a la escuela una colación que se encuentre acompañada de alimentos ricos en proteínas (huevo, pollo, pavo y embutidos), pan o cereales, frutas, vegetales, granos u oleaginosas y lácteos, siempre dándole un toque divertido para que los niños disfruten de su lonchera.

También se debe incentivar a los niños a beber líquidos ya que es necesaria su hidratación por su continua actividad física.

Pollo, pavo, embutidos, jamones, queso, huevos
Podemos utilizarlos: en sánduches, hot-dogs y tortillas

Son alternativas deliciosas que podemos enviar a los niños en la lonchera, son ricos en proteínas que beneficiarán a su crecimiento ya que ayudan a la formación de tejidos, hueso y músculo, fortalecen el sistema inmunológico y favorecen al rendimiento escolar, ya que estimulan los estados de alerta, mejorando la retención y memorización de conocimientos. Utilizar variedad de panes para elaborar los sánduches como: integral, centeno o blanco. Utilizar vegetales en los sánduches como: lechuga, tomate, zanahoria, cebolla, etc.

Frutos secos y granos
Nueces, maní, almendras, pistachos, soya, chochos, choclo

Contienen proteínas de origen vegetal, fibra, vitaminas, minerales, además de ser ricas en grasas saludables que favorecen al sistema nervioso, mejorando el desarrollo cognitivo. Pueden representar una forma diferente y atractiva de colación para los niños. Deben consumirse en pequeñas porciones (1puñado).

Leche o yogurt

Los lácteos nos brindan una buena biodisponibilidad de calcio y proteínas, que son importantes para el crecimiento de los niños ya que fortalecen los huesos y dientes.

Fruta natural entera o ensalada de frutas

Al ser ricas en fructosa (carbohidrato característico de las frutas) son una excelente fuente de energía, además que nos brindan vitaminas, minerales, agua y fibra. Ayudan a fortalecer el sistema inmune, disminuyendo las infecciones y enfermedades, a su vez ayudan a mejorar la digestión. Es necesario consumir al menos dos o tres frutas al día. Las frutas tienen muy pocas calorías, por lo que se pueden consumir en cantidad abundante.

Son un postre ideal y se pueden elaborar jugos o batidos con ellas, de preferencia no se debe adicionar azúcar y si lo hiciere es recomendable no exceder de las 2 cucharaditas en un vaso pequeño.

Verduras crudas o cocidas

Tienen las mismas características que las frutas por lo que su consumo se requiere en cantidad abundante, al menos 2 veces al día. Para obtener sus beneficios combina los colores de los vegetales ya que eso nos indica que nos proveerá de mayor variedad de vitaminas y minerales

Ejemplos de colaciones saludables

Lunes: 1 frasco de yogurt + una fruta + nuggets de pollo con salsa rosada

Martes: 1 frasco de leche chocolatada + un sánduche de jamón con pickles y zanahoria

Miércoles: 1 yogurt natural + fruta + chochos con tostado

Jueves: 1 yogurt con cereales + fruta + almendras

Viernes: 1 hot-dog + zanahoria rallada con queso + 1 jugo de fruta natural

 

Bibliografía

Cómo preparar comidas saludables para la familia