Historia de la Fanesca

La Fanesca
La fanesca es el plato típico de la cocina ecuatoriana que se consume por tradición durante la Semana Santa. Sin embargo, no hay un consenso sobre su origen. Existen diversas historias que narran el por qué de la preparación de este apetitoso plato que se sirve caliente y tiene entre 12 y 15 diferentes ingredientes, según la receta.

Una historia asegura que la fanesca se concibió como un plato tradicionalmente indígena. Antes de la Colonia, los pobladores del actual Ecuador, en agradecimiento a los dioses por la cosecha, realizaban este caldo preparado con zambo y zapallo y al que le sumaban la mayoría de granos cultivados por ellos: chocho, haba, choclo, arveja, lenteja, melloco y fréjol. Dependiendo de la zona o la tradición familiar, algunos la preparaban con más o menos granos. Al llegar los conquistadores españoles y la religión Católica, cuenta esta versión, se cambió el motivo de la celebración para usarla como ofrenda de agradecimiento a Dios, justo en época de Semana Santa, donde esta religión recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. La tradición llegó hasta la región costera, en donde se le aumentó un ingrediente, el bacalao, un pescado seco y salado que le da un sabor especial.

Otra historia relata que su preparación se remonta a las formas de evangelización que vino con la Conquista española en la que predominaba infundir el miedo a los fieles y demostrar el sufrimiento de Jesucristo y los mártires a través del arte y otras expresiones.

Cuentan que fue así que el Fray Jodoco Rickie tuvo la idea de plasmar dicho dolor en una actividad muy cotidiana como es la de comer y pidió al Vaticano la ayuda del entonces reconocido chef francés Pierre L'Ulcere, para que elaborara un platillo bajo estas directrices. El chef aprovechó algunos ingredientes que había traído desde Europa, de entre los cuales se destaca un tipo de pescado burdo, barato y más rechazado que el bagre, llamado "faneca" -de ahí surge su nombre-. El especialista lo juntó con una gran variedad de granos que se cosechaban en el país y otros ingredientes más y así nació este tradicional platillo ecuatoriano.

Sea cual sea su origen, la fanesca es un plato típico de nuestra tierra, delicioso y nutritivo que se arraigó hace mucho tiempo como una costumbre que reúne a la familia para su elaboración y degustación y sus secretos son heredados de generación en generación.